Jobs and the EconomyTrabajos y Economía

Mandating E −Verify

Bad for Workers, Bad for Employers, Bad for Oregon

Once again, the 2012 Oregon Legislature faced an E-Verify Bill (HB 4052) that would force state agencies to use the employment verification system for all job applicants. But Mandatory E-­Verify will create hardships for employers, increase unemployment, and decrease government revenue. 

E-­Verify will discourage business growth and investment in Oregon

  • Forcing businesses to divert time and money to use E-­Verify will limit their financial resources needed to expand their business and hire new workers

 

  • E-­Verify will disproportionately impact small business owners, who have less financial and human resources. Over 75% of firms in Oregon employed 9 people or less.

 

  • In Arizona, where employers are required to use E-­Verify, a small business owner attempted to hire a part-­‐time worker, but a technical glitch that took days to fix made it difficult. He states, “If you don’t have the luxury of a human-­resources staff, E-Verify takes time away from your core business.”

E-­Verify will increase costs for employers

  • Employers will be forced to spend time and employee hours running the E-­Verify check and addressing falsepositives within the temporary non-­compliance warnings (TNC)

 

  • If use of E-­Verify is made mandatory, it will cost small businesses over $2.6 billion in fiscal year 2010.  

 

  • One small business in Maryland has estimated that it would cost approximately $27,000 for the company to use E-­Verify for one year, thereby handicapping the owner’s ability to hire new workers.

Errors in the Department of Homeland Security (DHS) and Social Security Administration (SSA) databases will take away jobs from American workers

  • Employers that audit their own E-­Verify data report higher error rates than federal government estimates.

 

  • MCL Enterprises, a company that owns 24 Burger King Restaurants in Arizona, reported that over 14% of queries to E-­Verify resulted in a TNC, and the rate for foreign-­born workers was 75%.

Improper use and implementation will further hurt workers and cost the government time and money

  • According to a DHS-­sponsored evaluation of E-­Verify, 42% of workers reported that they did not receive notice of a TNC and were not able to contest it.

 

  • For those who are notified, the average waiting time in 2009 for a Privacy Act request at DHS to resolve a TNC was 104 days

 

  • If E-­Verify became mandatory, SSA estimates 3.6 million Americans would have to visit an SSA field office each year in order to keep their jobs.

 

The Future of MandatoryE

A naturalized U.S. citizen was hired by an Oregon telecommunications company but received a temporary non-­compliance (TNC) warning because SSA records did not accurately reflect his citizenship status. He successfully contested the TNC at an SSA office, but the SSA representative did not correct his record. E-­Verify then automatically issued a final nonconfirmation, at which point the employer is required to dismiss the nonconfirmed worker. The employer did not immediately terminate the worker, however, but ran another query in E-­Verify and got another TNC. The employee went back to SSA, and this time a representative updated his record but still failed to post the change to E-­Verify. Once again, the employee received a final nonconfirmation. Finally, he called the Office of Special Counsel for Immigration-­Related Unfair Employment Practices (OSC), which called the SSA field office to explain proper E-Verify procedures so that the employee could keep his job.

Mandatory E-­Verify In Oregon is not the solution to our unemployment, our economy, or our broken immigration system.  CAUSA urges legislators to focus support policies that effectively address the real needs and concerns of Oregonians, and help get Oregon back on the road to economic recovery.

 

 

 

 

 

 

 

El Mandato de E −Verify

 

Malo para l@s trabajadores, malo para los empleadores, malo para Oregon.

Un vez más, en la legislatura del 2012, Oregon enfrenta el proyecto de E-verify (HB 4052), que obligaría a las agencías estatales a usar el sistema, que verifica el estatus laboral de uno, para tod@s que solicitan trabajo. Pero, un E-Verify obligatorio creara dificultades para empleadores, aumentara la taza de desempleo y disminuirá los ingreso gubernamentales.

E-Verify desalentaría el crecimiento de negocios e inversión en Oregon.

  • Forazando a negocios a usar tiempo y dinero para el uso de E-Verify limitaría sus recursos financieros que se necesitan para expandir su negocio y contratar a emplead@s nuev@s.

 

  • E-Verify impactaría desproporcionadamente a los dueños de negocios pequeños, que tienen menos recursos financieros y humanos. Más que 75% de los negocios en Oregon tienen 9 emplead@s o menos.

 

  • En Arizona, donde se obgliga a empleadores a usar E-Verify, un dueño de un negocio pequeño intentó a contratar un empleado de medio tiempo, pero un error técnico, que tomó varios días para arreglarse, prolongo el proceso. El declara, “Si uno no tiene el lujo de tener el personal de recursos humanos, E-Verify quita tiempo de las partes claves del negocio.”

E-Verify aumentara los gastos de los empleadores

  • Forzara a empleadores a usar su tiempo, y el de sus emplead@s, haciendo el chequeo de E-Verify y tratando a los “positivos falsos” en acuerdo con las advertencias temporales de no cumplir (TNC).

 

  • Si se hace el uso de E-Verify obligatorio, le hubiera costado más que $2.6 mil millones de dólares a los dueños de negocios pequeños en el año fiscal de 2010.

 

  • Un pequeño negociante en Maryland estimó que le costaría aproximadamente $27,000 a su negocio para usar E-Verify por un año; así, impidiendo su capacidad de contratar a emplead@s nuev@s.

 

  • Errores en la base de datos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y de la Administración de Seguridad Social (SSA) quitarán trabajos a los trabajadores norteamericanos

 

  • Empleadores que han auditado sus propios datos de E-Verify reportan una frecuencia de errores más altos de que estima el gobierno federal.

 

  • MCL Enterprise, una compañía que tiene 24 restaurantes de Burger King en Arizona, reportó que más que 14% de los chequeos de E-Verify resultaron en TNC, y la frecuencia para la gente nacida afuera de EEUU fue 75%.

El uso e la implementación incorrecto de E-Verify dañara a más trabajadores y costara tiempo y dinero para el gobierno.

  • Segun una evaluación de E-Verify patrocinado por DHS, 42% de trabajadores no fueron notificados de su TNC, y no la podían refutar.

 

  • En el 2009, para ell@s que fueron notificad@s, el tiempo promedio de esperar para un Acto de privación en DHS, algo necesario para resolver un TNC, fue 104 días.

 

  • Si E-Verify fuera obligatorio, SSA estima que 3.6 millones de americanos cada año tendrían que visitar una oficina local de SSA para asegurar sus trabajos.

El futuro del E-Verify obligatorio en Oregon

Una compañía de telecomunicaciones en Oregon contrató a un ciudadano naturalizado de los EEUU, pero ellos recibieron un TNC porque los archivos de la SSA no mostraron correctamente su estatus como ciudadano. El refutó su TNC con éxito en una oficina de la SSA, pero el representante del SSA no corrigió sus documentos. Entonces, E-Verify mandó una notificación final de no-confirmación, que requiere que el empleador despide el empleado que no fue confirmado. El empleador no lo despidió inmediatamente; pero hizo otro chequeo con E-Verify, y salió otra TNC. El empleado regresó a la SSA, y esa vez el representante sí actualizó sus documentos, pero todavía no cambió su estatus en E-Verify. Una vez más, el empleado recibió una notificación final de no-confirmación. Por fín, llamó a la Oficina de consejos especiales para las prácticas injustas en empleo relacionadas con la inmigración (OSC), quien llamó a la oficina local de la SSA para explicarles los procedimientos correctos de E-Verify para que el empleado podía seguir en su trabajo.

El E-Verify obligatorio en Oregon no es la solución ni para nuestro desempleo, ni para nuestra economía, ni para nuestro sistema de inmigración disfuncional. Causa urge que los legisladores se enfoquen su apoyo en políticas que efectivamente tratan a las necesidades y preocupaciones reales de la gente de Oregon, y que ayuden a poner Oregon en el camino a recuperación económica.